La prensa rosa está muerta

Sí, muerta. Lo dijo muy bien ayer Ángel Martín. No tienen corazón. De verdad que no lo tienen. Creo que lo que nos mostró ayer sobrepasa los límites de muchas cosas que habíamos visto en televisión. No sé si será lo más fuerte, o lo más grave, o lo más sucio… pero sí que es, cuanto menos horrible.

Prefiero no añadir nada más.

A partir del 7:37