Crack?

¿Ha llegado el crack inmobiliario?

Pues es difícil decirlo con rotundidad, pero sí es cierto que esto ya no es lo que era. Hoy se abre el SIMA con las peores cifras de los últimos años. Ayer elpaís sacaba un reportaje sobre el pueblo fantasma en el que se ha convertido Seseña “gracias” al grandioso proyecto que El Pocero quería realizar allí y que probablemente no se pueda acabar. Y hace poco salían unos datos que reflejaban que los créditos han disminuido.

¿Es esto un crack?

Probablemente. Y ojalá. Sinceramente, no me dan ninguna lástima todas esas personas que han inflado el mercado inmobiliario sólo para invertir. Al que le sobre el dinero, que pida un fondo de inversión o que vaya a la bolsa o al casino. Pero una casa es para VIVIR!!

Y sí, es cierto que muchas familias que se han comprado un piso (para vivir) en esta época también van a pagar los platos rotos. Y a esos habrá que ayudarles. Pero a los especuladores (los grandes y los pequeños, que también son muchos) ni agua.

Anuncios