Están muertos

Están muertos. Quizá no lo sepan. Pero nosotros sí. Lo sabemos desde hace mucho tiempo. Lo sabemos cada vez que salímos a la calle y cada vez que nos levantamos aunque nos duela el alma. Están muertos. Y solos. Es una guerra (sí, guerra) sin sentido. Una guerra donde unos ponen bombas y otros flores. No tienen sentimientos aquellos que luchan por la libertad, en su santo nombre, bajo capuchas y armados hasta los dientes. Es una guerra donde sólo hay perdedores. Porque ellos ya han perdido todas las batallas pero el precio lo estamos pagando nosotros.

Están muertos. Y quizá lo saben. Por eso actúan así. Porque sus manos ya están manchadas de sangre. Y la diferencia solo radica en ser enterrado con sangre fesca o reseca en ellas. Pero sangre habrá. Y entierro. Porque están muertos.

Están muertos. Seguro que lo saben. Solo quien se sabe muerto puede ser tan indiferente a sus vecinos. Actuan como zombies, aterrando, creyéndose protagonistas de una película que dejó de tener director hace tiempo. Y las salas de cine, ya sabemos, cada día están más vacías. Ya nadie les ve. Solo es un título en cartelera.

Están muertos cuando destruyen una calle para construir una frontera.

Están muertos. Y cada vez son menos. Sus minorías son más minorías y la libertad es mayor. Aquí, en el lado de ese enemigo que imaginan. Y allí, en el lado de esa hermosa tierra que quieren para ellos solos. Para ellos, en nombre de tantos supuestos, de tantas supuestas luchas, de tantos supuestos ataques, de tantas supuestas mierdas… que al final, los únicos nombres que quedarán en la historia son los de las vidas que ellos han quitado. Se debe de sentir uno poderoso quitando una vida. Sólo así se explica que las razones políticas vayan escritas bajo un coche y no en libros. Solo un muerto sería capaz de agacharse tanto, hasta humillar su condición humana.

Ellos ya están muertos. Que no se nos olvide nunca a los vivos.


Edu Madina el “Alquimista”

Aparece en elpaís hoy un precioso reportaje al magnífico Edu Madina (al que aprecio en gran medida, lo reconozco).

Dice muchas y grandes cosas. Pero me quedo con este ejercicio de “alquimista”, como él dice:

“En el momento en que sucede, mi compromiso se multiplica”, asume el diputado por Vizcaya, que, contrariamente a lo que dicen tantos artículos y biografías, no era concejal de Deusto en aquel entonces. “Salgo reforzado en el compromiso. Con un rechazo total a lo que ETA me propone: el odio, las ganas de venganza, las ganas de irme. Y me lleva a un ejercicio de alquimia, que todavía no ha concluido, que es convertir el plomo en oro: que de esa mierda salga algo que refuerce mi vida. Aquel atentado me blinda contra cualquier tipo de odio, ETA es una factoría de odio. Yo salgo más generoso, más aceptador de la diferencia, de la pluralidad. Termino convirtiendo aquel escenario en una alerta de la importancia de las cosas en la vida, de la importancia del tiempo. Ojalá pudiera quitar aquel día. Pero es un capítulo fundamental de mi vida, casi de mi muerte; intento convertirlo en algo positivo para los días que me quedan por vivir”.


11M – vergüenza

Leo en el gran blog de Fétido, Crónicas de Putada Ville, algo de lo que pensaba escribir yo. Y como me ha gustado como lo ha puesto, ahí os lo dejo:

Esta mañana, camino del curro, oía por la radio como el equidistaní Francino invitaba a los miembros del Partido Socialista madrileño a recapacitar sobre su negativa a asistir al acto que en homenaje a las víctimas de los atentados del 11 de marzo de 2004 presidía la mandataria de la Comunidad Autónoma de Madrid, Esperanza Aguirre.
Un homenaje presidido por una señora que no ha dudado en usar como arma política, de la manera más mezquina imaginable, a las víctimas de aquellos atentados; que ha negado durante estos cinco años, cualquier subvención a la Asociación de Víctimas mayoritaria, mientras las concedía a otras que agrupan a un número mucho más pequeño de perjudicados por la barbarie, eso sí, de su cuerda política.
Un acto así no es un homenaje, es un insulto. Y no tiene nada de elegante acudir a la llamada de quién ha demostrado que las víctimas no le interesan lo más mínimo si no arrojan réditos, económicos o políticos. Participar en tamaña pantomima sería insultar la memoria de los muertos, heridos y sus familias. Aplaudo la decisión.


11 de marzo

Hoy es 11 de marzo. Día de recuerdos, de homenajes, de trenes que van y vienen, de silencios, de testimonios de lo que fue, de lo que pudo haber sido y ya jamás será.

Hoy es 11 de marzo. Uno más. Pero ya jamás será un día más. ¿Conoces a alguien que no recuerde lo que hizo aquella mañana?

Hoy es 11 de marzo. 

11m

Aquí puedes ver más cartiñetas.


Adiós al prepago oculto.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha anunciado hoy que a partir del mes de noviembre van a ser anuladas las tarjetas prepago de móviles que estén sin identificar. Se supone que es para combatir la delincuencia y el terrorismo (y las amantes) pero hay ya gente que se ha quejado, sintiendo que es un atentado (curioso, lo mismo contra lo que lucha) a la libertad.

¿A ti qué te parece?


Aznar dixit

Resulta que Aznar va a liderar la Conferencia de Negacionistas del cambio climático para “llamar la atención sobre las nuevas investigaciones que contradicen que el moderado calentamiento de la Tierra durante el siglo XX esté causado principalmente por el ser humano y haya alcanzado proporciones críticas”.

Este Aznar es el mismo que ordenó mandar una carta a los medios para que dijeran que ETA era responsable de los atentados del 11m.

Este Aznar es el mismo que dijo aquello de: “Pueden estar seguros de que el régimen iraquí tiene armas de destrucción masiva “. 

 

Si Aznar dice esto, a mi me ha convencido: el cambio climático es una realidad.


En Gaza no hay familias…

… o eso se desprende de los datos que las organizaciones de la Misa por la Familia (un millón y medio) y la de esta mañana, con el lema Paremos el genocidio palestino (250.000).

Supongo que los curas no mentirán en sus datos, que eso es pecado. Entonces solo me queda pensar que no han convocado a sus fieles. Y si eso ha sido así… es que en Gaza se conoce que no hay familias como Dios manda.