Pena de muerte

Juanelo1019

Viñeta del show de Juanelo.


La Luna y la Tierra

luna y tierra

Más viñetas en las cartiñetas.


Conversación Lunar

El genial Jose A. Pérez reproduce hoy, como simpático homenaje, una conversación lunar entre Armstrong y Houston momentos antes de pisar la Luna. Menos mal que existe gente con sentido del humor…

20 de julio de 1969.
23:58:20 UTC.
Mar de la Tranquilidad, la Luna.
ARMSTRONG: ¿Houston? ¿Me recibe?
HOUSTON: Aquí, Houston. Le recibimos perfectamente, Neil.
A: Estoy a punto de abrir la compuerta y salir a la superficie lunar.
H: Perfecto. Las cámaras están emitiendo.
A: Ya. Lo único, que he pensado una cosa.
H: Adelante, Neil, le escuchamos.
A: Es sobre las vacaciones.
H: ¿Cómo?
(Fragmento incomprensible.)
H: Repita, Neil, hay muchas interferencias.
A: Que digo que no entiendo por qué siempre me dais las vacaciones en septiembre y a Aldrin en agosto, pero, cuando hay que salir al vacío cósmico, voy yo el primero.
(Silencio.)
A: ¿Houston?
H: Sí, Neil, estamos aquí, solo que… No estamos seguros de entender lo que dice.
A: Ya, por supuesto, cada vez que hablo de las vacaciones no entendéis lo que digo. Parece mentira que seáis todos ingenieros, joder.
H: Neil, por favor, las cámaras están emitiendo, el mundo espera a que salga.
A: Bueno, el mundo ha esperado 4.500 millones de años, creo que podrá esperar hasta que yo aclare el tema de mis días libres.
H: Neil, en Houston… No creemos que sea el momento de hablar de esto.
A: No, ya, por supuesto, es que nunca es el momento.
(Fragmento incomprensible.)
H: ¿Cómo dice, Aldrin?
A: ¡Que yo lo quería hablar el mes pasado! Pero me dijeron no pienses en eso, me dijeron piensa en la Luna. Y yo, okey, sí, tiene razón, tengo que concentrarme en la misión. Pero, claro, luego voy a casa, mi mujer me pregunta por las vacaciones, ¿y qué? ¿Qué le digo? ¿Que estoy pensando en la Luna? No nos va bien últimamente, ¿sabes?, lo nuestro se ha enfriado, y vosotros no ayudáis una puta mierda.
H: Neil, escuche…
A: ¿Y el plus de peligrosidad?
H: ¿Qué plus de peligrosidad?
A: Quedamos en que aquí arriba podía haber criaturas asesinas, ya sabéis, lunáticos, criaturillas, marcianitos asesinos de la Luna.
H: Neil, no hay vida en la Luna.
A: ¿Y cómo puedo fiarme de vosotros? Me dijisteis: Neil, tranquilo, en enero te subiremos el IPC, es julio y todavía estoy esperando. ¿Por qué tengo que creeros ahora, cómo sé que no voy a salir ahí y me va a atacar un alienígena histérico?
H: Todos los científicos del mundo llevan décadas observando la Luna, créenos, Neil, no hay nada ahí arriba.
A: ¡¿Entonces qué cojones hago aquí?! ¿Era sólo para joderme el verano? ¿Me estáis castigando o algo así?
H: Neil, éste es uno de los momentos más importantes de la historia de la Humanidad.
A: ¡Díselo a mi mujer! Os he dado cientos de horas extras, fines de semana, incluso he hecho llamadas de trabajo desde casa y nunca, ¿me oyes?, NUNCA os he pasado la factura. Y así me lo pagáis.
H: Damos unos minutos, por favor.

(7 minutos de silencio. Armstrong jura varias veces, sin respuesta.)

H: Neil, ¿sigues ahí?

A: No, me he ido a Marte.

H: Acabamos de hablar con el presidente Nixon. Dice que te subirá la base cotizable y que te garantiza 15 días en agosto.

A: Lo quiero por escrito.
H: Neil, estás en la Luna.
A: Joder, no sé cómo os lo montáis, siempre os salís con la vuestra. Espero que el presidente sea sincero.
H: Es Nixon, Neil, sabes que es sincero.
A: Bueno, acabemos con esto cuanto antes.
H: Una cosa, Neil, cuando pises la luna, di: “Este es un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la Humanidad”.
A: ¿Pero qué cojones…? ¿Ahora también soy actor? ¡¿Soy un puto actor?! Porque no he leído nada de eso en mi contrato.
H: Neil, es un gesto para los niños.
A: Sois unos cabrones. Esto no estaba hablado. Siempre hacéis lo mismo. En cuanto vuelva, me largo. Que os jodan a vosotros y a vuestros asteroides.
H: ¿Cómo dices?, te estamos perdiendo.
A: Nada, que sí, que voy. Anda, dadle a la moviola. Esto es un paso grande… Mierda puta, ¿cómo era la mierda esa del salto?