Lo admito: soy un inculto.

El Miércoles estuve en el Museo del Prado. Además de poder ver la exposición permanente (con Goya, Velázquez, Rafael, Rubens, Durero…) y la exposición “Rembrandt: pintor de historias”, era la primera vez que visitaba la pinacoteca después de su ampliación.

Sobre la ampliación de Rafael Moneo, decir simplemente que me gustó. Está claro que rompe la estética totalmente con la parte antigua, pero lo hace (a mi entender) con buen gusto, espacios simples, abiertos, mínima decoración…

Pero valoraciones aparte, cuando voy a este tipo de sitios, cada vez me siento más inculto. En lugar de irme con la sensación de haber aprendido mucho (o eso espero) me vuelvo a casa pensando en todo aquello que no sé: esa obra que desconozco y que marcan como “obra maestra”; ese pintor del que no tengo ni idea; ese rey que no sé quién es…

Pero si yo me sentía inculto, después de contemplar la siguiente escena me sentí anonadado, enfadado, perplejo e incluso asustado:

frente al cuadro “la familia de Carlos IV” de Goya, una profesora explicaba a sus alumnos, de aproximadamente 11 años, el significado del cuadro. En el momento de explicar que la mujer que gira la cabeza es “la futura esposa de Fernando VII”, se queda pensando… no recuerdo como se llamaba… entonces pregunta a su compañero y le dice: ¿x, tu te acuerdas con quien se casó Fernando VII?

El caso es que no sé que me dió más rabia:

 

  1. Que alguien pueda acabar magisterio sin saber algo así (Cultura General).
  2. Que no se hubiera preparado la visita (incompetente).
  3. Que ella sola se hubiera delatado (tonta).
Si queremos una educación de verdad, deberiamos empezar por tener una carrera de verdad para preparar a profesores de verdad.
Anuncios

21 comentarios on “Lo admito: soy un inculto.”

  1. Do dice:

    Coincido en la sensación de incultura, si bien creo que la preocupación que deberíamos sentir es relativa; no creo que seamos tan incultos como nos pensamos, simplemente.
    Por otro lado, del tema de la profesora de marras, lo más grave me parece el no haberse preparado la visita debidamente, para hablar de cada cuadro (fichas y esas cosas). En fin, no acordarse de quién se casó con Fernando VII no sé si es grave (siempre me pareció que solamente en determinados casos tenía importancia la faceta rosa de la Historia), y tampoco sabemos (¿no?) si ese despiste fue puntual. Supongo que si te produce tanta indignación será porque el momento de la educación de esos chavales “obliga” a la profesora a tener ese dato, lo desconozco; yo no sé con quién se casó, sinceramente (ni me acuerdo de cuándo se estudiaba eso).
    Y finalmente, la Ampliación del Prado. La vi en septiembre (después de ver la del Reina Sofía y Caixaforum) y me parece correcta, pero sinceramente, me dejó frío. Es decir, bien, pero no me emocionó, cosa que sí hizo el Museo de Arte Romano de Mérida, también de Moneo. En fin, opiniones.

  2. kadeworld dice:

    Yo estuve hace un par de semanas (pensando que estaba la exposición de Rembrandt, pero me adelanté). Coincido en tu opinión sobre la ampliación. No me resultó “tan chocante” como esperaba.

    Yo salí pensando que no podía ser, pero que me había dado la sensación que la colección había cambiado muy poco desde la última vez (hace más de cinco años de eso) que fui. Probablemente porque busqué mis obras favoritas y mis pintores “fetiche” e hice menos caso al resto. Eso sí, salí tan contento de mi visita, algo “express” por desgracia, al museo.

    Sobre el cuadro en cuestión, la profesora podía haber salido del paso perfectamente mirando la inscripción al lado del cuadro, en la que dice que esa era la futura esposa de Fernando VII, cuyo nombre y rostro Goya desconocía al pintar el cuadro y por eso sale con la cara girada. Que tampoco fue muy avispada la chica.

    1abrazo

  3. Alex dice:

    Preocupación relativa… Sr Do, qué quiere decir exactamente eso? nos preocupamos, no nos preocupamos, sólo un ratito?
    Sr Cartier, los profesores, o educadores como se les llama ahora, no creo tengan la obligación de poseer los conocimientos de una encíclopedía, y más teniendo en cuenta que a esas edades los chavales no dan o apenas rozan la Historia.
    Pero sí creo que, en general, están muy poco preparados, en todos los aspectos, hoy día enseña cualquiera, hasta yo he dado clases, fíjese.

  4. Cartier dice:

    Kade, dos cosas:
    La exposición permanente, por lo que tengo entendido no cambia practicamente nada (salvo los que se ceden a otros museos para exposiciones puntuales o los que estén en restauración).
    Y sobre la profesora, coincido en que no tienen que saber todo en el mundo, pero sí preocuparse por lo que le vas a decir a tus alumnos. Y sí, ella se quedó en la explicación de que Goya no conocía a la futura esposa. Pero quiso dar el dato de con quién se casó después Fernando VII y no lo supo dar.

  5. Do dice:

    Preocupémonos un ratito al día, a modo de penitencia. 🙂
    Lamentablemente no podemos saber todo lo que quisiéramos; todos los días, a todas horas, nos sorprenden cuestiones que desconocemos, sin duda; pero a todas horas podríamos sorprendernos con lo que sí sabemos.
    La sensación de incultura a la que se refería el sr. Cartier, entiendo, y la que yo siento, nos invade en determinados campos, mientras que en otros quizás sepamos cosas que nos parecen obvias mientras los demás las ignoran: no creo que todos tengamos la capacidad, tiempo e información precisas para opinar con rigor acerca del acelerador de partículas y de la arquitectura de Moneo a la vez, pienso.
    Ello sin querer quitarle importancia al hecho de que todos los conocimientos son positivos.
    Espero haber aclarado su duda; si no es así, insista y lo volveré a intentar. En todo lo demás, estoy de acuerdo con usted, Sra. ana2911.

  6. kadeworld dice:

    Carty, no me lo recuerdes que nunca he podido ver las dos majas juntas jajaja

    Si sabe de antemano qué quiere enseñarle a los alumnos, desde luego debería prepararse lo que va a decir. Pero, puedo entender que en “el calor del momento” se enrede en intentar dar más datos de los que debe (a mi me ha pasado dando un curso hace muy poco). Y si dio la explicación de por qué está girada, aunque es cierto que podía no meterse en el lío en el que se metió, tampoco me parece tan grave que no lo supiera. No me parece un dato de cultura general sobre todo para una profesora de esas edades.

    (Por cierto, que me ha entrado curiosidad y he mirado: tuvo 4 esposas, de las cuales una era prima y dos sobrinas jejeje)

  7. Cartier dice:

    Quizá ese sea el problema, que nos parece normal que un profesor no sepa ciertas cosas solo porque “sus niños no las van a saber”. Que me den un curso de psicología barata en una semana a mi y me pongo a darles mates, o cono(cimiento del medio) o lengua… si da igual. Lo que dan los niños de 9 años lo sé yo también.

  8. ciberneticaeterna dice:

    Perdón por mi triple personalidad…Alex-cibernética-Ana, ésta última pertenece a un blog privado, y ha sido obviamente una metedura de pata.
    Imagino sabrán comprenderlo, alguno de ustedes seguro que sí.
    Y, de nuevo, disculpas por la confusión.
    Sr Cartier, gracias por haber cambiado el nick, aunque haya sido demasiado tarde.

  9. ciberneticaeterna dice:

    No insistiré Sr Do.
    La ignorancia está bien demostrarla una vez, reiterarse en ella me parece que no tanto, así que haré como si mi duda estuviera completamente resuelta, gracias.

  10. Kutxu dice:

    La pregunta clave es… ¿¿¿¿¿Pero al final quien fue la esposa que engendro a tal osobuco, marioneta ilusa como fue Isabel II??????

  11. Do dice:

    Sr. Cartier, usted sabe, igual que los demás, que considerar que una profesora no tenga por qué saber según qué datos no es decir que cualquiera puede dar clases de cualquier cosa (aunque las sepamos). Porque, ya puestos, ¿debería esa profesora conocer también la historia del Museo del Prado, de su ampliación, de los arquitectos que los proyectaron, y valorar el resto de la obra de los mismos?
    Me ha dado ahora mismo por leer por encima lo que la wikipedia dice del Prado (vale, la wikipedia como fuente de conocimiento no vale, quería hacer el experimento), y hay algunas cosas esenciales, desde según qué puntos de vista, que ignora por completo; de lo que sé, así que “tiemblo” por aquellas áreas en las que soy un profano.

  12. Do dice:

    Por cierto, sr. Cartier, me gusta la foto que ilustra este post, ¿es suya?

  13. ciberneticaeterna dice:

    Sí, Sr Álvarez…usted al grano, para qué andarnos con tonterías?

  14. Cartier dice:

    Do, desgraciadamente no, la foto no es mía. Es de nuestro amigo común, el Sr Google.
    Creo que entre conocer TODA la historia del Prado y saber el nombre de la esposa de un Rey hay un abismo…
    Pero como veo que su mente científica va a lo que ve y poco más allá, le explicaré, que con este ejemplo quería ilustrar la poca preparación que, a mi entender, tienen nuestros profesores.

  15. Do dice:

    No se confunda, sr.Cartier, acerca de lo científico o no de mi mente, y con el ejemplo de las características del Museo del Prado y su historia únicamente quería ilustrar que los campos de conocimiento son infinitos e inabarcables todos ellos a la vez por cualquier persona. Pero ya que lo hablamos, no me refería a TODA la historia del Prado, me preguntaba simplemente si esa profesora tiene la “obligación” (moral, se entiende) de saber cuándo se construyó, quién lo proyectó, quién proyectó la Ampliación, y qué es el premio Pritzker; o cuáles de esos datos ha de conocer. Porque sí parece de vital importancia saber cuál de las cuatro esposas de Fernando VII figura retratada en ese cuadro, dato que, por cierto, estoy tratando de localizar, y al parecer, no es sino un personaje desconocido dado que aún no había contraído matrimonio por primera vez.
    Lo que no quita que esté de acuerdo con usted en la poca preparación que generalmente tienen nuestros profesores; sobre todo a nivel didáctico.

  16. ciberneticaeterna dice:

    Sr Do y Sr Cartier…me reitero, de blog en blog discutiendo. Esta ciberpersecución me fascina.
    Tengan buena noche.

  17. Kutxu dice:

    A que se refiere con ir al grano srita. Alex??? Por cierto, el tio, pa lo feo k era, tenia todas estas esposas.

    María Antonia de Nápoles
    Isabel de Portugal
    María Josefa Amalia de Sajonia
    María Cristina de Borbón

  18. Alex dice:

    Kutxu, es que ser reina tira mucho, que se lo pregunten a Letizia…

  19. Franesco dice:

    Cuando nuestros padres estudiaban, a los 11 años ya sabían el nombre de la esposa de Fernando VII. En mi caso, con 35, no sé si era María Isabel de Braganza (Isabel de Portugal), nieta de Carlos IV, o María Cristina de Borbón-Dos Sicilias, hija de dicho rey, porque como dice Kutxu, Fernando VII se casó con media Europa y se pasó por la piedra a la otra media… Dada la edad de la protagonista, imagino que es la última, María Cristina. En todo caso, ¿tan es importante es que la profesora lo sepa? ¿O es más importante el detalle de que acuda al Museo del Prado como quien va al parque?

  20. Cartier dice:

    Justamente de eso se trata. Uno no tiene porque memorizar toda una enciclopedia, aunque tampoco está de sobra saber esos datos.
    Pero se trata de la simpleza y vaguería de nuestros profesores.

  21. Do dice:

    He estado indagando un poco, y si las fuentes no me engañan, y ese cuadro se pintó en 1800, y Fernando VII se casó por primera vez en 1802, y por última en 1829, lo lógico sería pensar que en el cuadro la reflejada es su primera esposa (María Antonia de las Dos Sicilias ¿?). Sin embargo, el detalle de que el personaje tenga la cara girada parece que responde al hecho de que aún no había esposa ni pretendida, ni nada por el estilo, y el pintor utilizó la artimaña para, en el futuro, poner el rostro adecuado. Al menos eso dice esta fuente (contrastaré otras, i promise)
    http://www.artehistoria.jcyl.es/genios/cuadros/119.htm
    Aparte de eso, he estado pensando, y tengo que retirar algo que dije (escribí) el otro día: Resulta que así, a botepronto, me vienen a la cabeza seis o siete profesores, jóvenes, que están perfectamente formados, motivados y capaces. Y salvo alguna “honrosa” excepción, tengo muy buen concepto de los profesores y maestros que participaron en mi formación (hicieron lo que pudieron, pobres).


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s